church history

Historia de la Iglesia

Historia de la Iglesia

CURSO DE HISTORIA DE LA IGLESIA

UNA INTRODUCCIÓN

El tiempo es la gran fuerza organizadora de la vida humana. Nos movemos en el tiempo, marchando con su incesante tamborileo en staccato. Cuando Dios creó este universo, estableció el tiempo como su regulador. Las galaxias y los planetas comparten el espacio, pero bailan con la melodía del tiempo. Todas las cosas que experimentamos, incluida la redención misma, se filtran a través del tiempo. La creación comenzó el tiempo. La Caída alteró nuestra experiencia mutua con el tiempo. Dios llamó a Abraham e Israel en momentos particulares. Jesús entró en nuestro mundo en la plenitud de los tiempos. La misión de la iglesia se desarrolla a través del tiempo. Y Jesús regresará en la culminación de los tiempos.

Entonces, la historia de la redención está íntimamente ligada a la historia. La primera mitad del viaje se resume en gran medida en el Antiguo Testamento. La segunda mitad comienza en el Nuevo Testamento, con un claro testimonio de la vida y obra de Jesús, y una breve introducción al extenso ministerio evangelístico de los seguidores de Jesús en el libro de los Hechos.

La Historia de la Iglesia continúa esa historia. Vivimos en tiempos “intermedios”, donde la salvación ha llegado, pero el mundo aún no ha renacido por completo en su redención final.

Mientras esperamos que Jesús, que comenzó una buena obra en nosotros, haga finalmente todas las cosas nuevas, esperamos en su bondad, hablamos de su amor e influimos en nuestras sociedades con la gracia del Reino de Dios.

Aunque la historia tanto de la humanidad como de la Iglesia de Jesucristo es errante, variada y, a menudo, oscurecida por malas acciones y experiencias, también hay muchas notas de deleite y confianza. Por ejemplo:

A pesar de muchas guerras, plagas y acciones deliberadas de genocidio, la humanidad ha sobrevivido, prosperado y expandido por todo el planeta tierra, el hogar que Dios preparó para nosotros.

Además del cuidado providencial de Dios por el universo en general, y la humanidad más específicamente, Dios también interviene deliberadamente en nuestra historia, llamando a Abraham y a su familia Israel a caminar en una comprensión única de la fe y la vida, enviando a Jesús como el Salvador y fortaleciendo el testimonio de la iglesia por el Espíritu Santo.

Aunque la Iglesia cristiana está dividida en muchas denominaciones y prácticas litúrgicas, sigue siendo una en sus creencias centrales sobre Jesús y su testimonio sobre el camino de la salvación.

La iglesia vive en este mundo como testigo de las actividades redentoras y del poder de Jesús, y es la voz principal de la misión continua de Dios de amor reconciliador.

A lo largo de la historia de la iglesia, los cristianos han investigado los matices de estos testimonios fundamentales. Influenciados por los cambios y desafíos culturales, han surgido varias familias diferentes de reflexión teológica. Nuestro enfoque en CLC se encuentra dentro de la tradición reformada, construida sobre las amplias percepciones de Juan Calvino en el momento de la Reforma Protestante. En el centro de este enfoque teológico son estos énfasis:

  • La distinción entre “regeneración” (el acto único de Dios realizado únicamente a través de la obra de Jesús) y “santificación” (la actividad transformadora continua de Dios que tiene lugar en asociación con personas y comunidades redimidas).
  • La forma “presbiteriana” de estructura de la iglesia, construida alrededor de la primacía (pero no la independencia) de la congregación local gobernada por ancianos y diáconos que son llamados y elegidos entre los miembros debido a sus obvios dones espirituales.
  • La apreciación de los sacramentos como dos (el Bautismo y la Cena del Señor), siendo cada uno un signo y sello del amor redentor de Dios, pero que en realidad no representan un mérito.
  • Ver la “Ley de Dios” no solo como normativa para la creación y como anunciando la pecaminosidad humana, sino también como guía de nuestra respuesta redimida de una vida santificada.

La Experiencia de Aprendizaje de Historia de la Iglesia en 10 Sesiones

SESIÓN 1 – Supervivencia y propagación

Idea clave: A través de las conquistas expansivas de los imperios persa, griego y romano, el mundo se preparó de manera única para la rápida expansión de la iglesia. Cuando los cristianos comenzaron a testificar acerca de Jesús, muchos recibieron maravillosamente su mensaje y estilo de vida. Al mismo tiempo, a través de la oposición cultural y política, comenzaron las persecuciones generalizadas contra el cristianismo. Los maestros cristianos clave ayudaron a consolidar doctrinas cristianas críticas y alentaron la fidelidad de los creyentes en tiempos de terror.

SESIÓN 2 – Consolidación y controversia

Idea clave: en medio de la peor persecución, Constantino cambió la dirección del cristianismo. La paz y el apoyo del gobierno que trajo le permitió a la iglesia luchar con dos cuestiones clave: (1) ¿era el hombre Jesús también completamente Dios? (2) ¿Es el Cristo divino verdaderamente humano?

SESIÓN 3 – Expansión y División

Idea clave: La paz y la prosperidad llevaron a algunos a desarrollar el monaquismo como una expresión más rigurosa y santa de la piedad cristiana. Agustín se convirtió en un teólogo clave, formando la doctrina de la iglesia en controversias con los donatistas, Pelagio y el poder romano. Las diferencias culturales y los énfasis teológicos dividen cada vez más a la Iglesia en secciones orientales (ortodoxas) y occidentales (católica romana).

SESIÓN 4 – Iglesia y Estado

Idea clave: después de que Roma fuera abandonada por el gobierno del Imperio (que se había trasladado a Constantinopla) y ocupada por invasores, la iglesia cristiana se convirtió en la principal autoridad gobernante en Occidente, lo que llevó a una lucha de siglos entre la iglesia y el estado por el gobierno de la Sociedad Europea. Dos figuras solidificaron los puntos de vista opuestos: (1) Gregorio el Grande expresó las alturas de la autoridad eclesiástica y papal, mientras que (2) Carlomagno expresó las alturas de la autoridad civil.

SESIÓN 5 – Desafío islámico

Idea clave: el Islam surgió en el siglo VIII como un gran desafío para el cristianismo, dominando rápidamente el Medio Oriente y expandiéndose rápidamente por el norte de África, Europa del Este y España. Cuando la iglesia oriental se sintió desesperada y casi invadida, sus líderes pidieron ayuda a Roma. Las cuatro “cruzadas” principales y muchas posteriores que resultaron (1) consolidaron Europa, (2) fortalecieron el poder del papado, (3) alimentaron tensiones interminables entre el Islam y el cristianismo, y (4) causaron más daño a las relaciones entre los países occidentales. y ramas orientales de la iglesia.

SESIÓN 6 – Movimientos de reforma

Idea clave: El poder y la influencia generalizada del papado Romano y la iglesia crearon un movimiento creciente de expresiones del cristianismo más simples, menos estorbadas y más piadosas, en particular los franciscanos, los dominicos y los valdenses. Junto con estos movimientos, al menos tres portavoces clave articularon cómo debería ser una iglesia reformada: Arnold de Brescia, John Wycliffe y Jan Hus.

SESIÓN 7 – Reforma

Idea clave: Martín Lutero inició un movimiento irreversible de reforma de la iglesia, inicialmente respondiendo al problema de las indulgencias, el poder del papado y la forma en que se veían y usaban los sacramentos. Juan Calvino definió aún más la reforma de la iglesia a través de un extenso estudio bíblico y un énfasis en la predicación, la articulación de lo que se conoce como la forma “presbiteriana” de liderazgo de la iglesia y un énfasis en las expresiones sociales generalizadas de la piedad cristiana. Los líderes anabautistas extendieron la Reforma a la separación completa de la iglesia del estado, las comunidades de santidad que buscaban la perfección temporal y la minimización de las estructuras y símbolos de la iglesia, mientras que en Inglaterra, la Reforma adquirió un carácter más sociocultural y fue dirigida por gobernantes que buscaban establecer una forma de cristianismo exclusivamente inglesa.

SESIÓN 8 – Guerras religiosas

Idea clave: Las múltiples expresiones del cristianismo posterior a la Reforma, a menudo vinculadas a grupos y autoridades regionales, precipitaron un largo período de destructivas “guerras religiosas”. Uno de los resultados de esta tensión y devastación fue una migración significativa de grupos cristianos perseguidos al “Nuevo Mundo”, creando una relación única entre el cristianismo y la formación de nuevas naciones americanas.

SESIÓN 9 – Iluminación y avivamientos

Idea clave: La Ilustración desafió duramente al cristianismo, cuestionando su fe en Dios, la revelación, los milagros y la necesidad humana de la salvación divina. La teoría de la evolución naturalista desafió agudamente las doctrinas bíblicas de la creación y la singularidad de la humanidad. Una respuesta cristiana importante a estos desafíos fue la privatización de las creencias, el antiintelectualismo, la división de la vida en “sagrada” y “secular”, y la promoción de la conversión a través del evangelismo personal y avivamientos.

SESIÓN 10 – Misión y evangelio social

Idea clave: A medida que la exploración y la colonización extendieron la influencia europea y estadounidense por todo el mundo, el cristianismo siguió un esfuerzo misionero global. En la era moderna, el cristianismo ha tenido que responder a la esclavitud, la explotación laboral, las desigualdades sociales, el comunismo, el capitalismo, el socialismo, la guerra y el genocidio.

 

Leave a Comment